Arquivos de etiqueta: profesores

La agenda escolar

Por Equipo Montenegro

En algunas escuelas, al inicio de cada ciclo escolar, los padres de familia, tutores y estudiantes reciben una agenda escolar que marca todas las actividades programadas para los diferentes grados escolares durante los siguientes meses.

A la rutina diaria se agregan las fechas de exámenes, la entrega de calificaciones, las vacaciones y los días festivos oficiales; además, puede incluir las reuniones programadas con los padres de familia, actividades fuera del plantel (un paseo, excursión, visita a museos, por ejemplo), reuniones de consejo escolar, concursos, ferias, etcétera. De este modo, la organización escolar se verá reflejada en la agenda del plantel.

Este instrumento es relevante para todos aquellos que conforman la comunidad escolar, pero sobre todo es un vínculo de comunicación entre los padres y alumnos con la escuela.

La agenda es informativa. Contribuye a indicar los quehaceres en los que participará cada miembro: si es una reunión de padres de familia, serán éstos y los tutores quienes asistan; si es un simulacro, entonces los alumnos deben estar atentos para que dicha actividad preventiva se lleve a cabo ordenada y eficazmente; si es una convivencia escolar, se buscará la participación activa de profesores, padres de familia, alumnado, personal directivo y  administrativo, e incluso invitados.

La agenda escolar también es formativa, pues debe ser parte de las responsabilidades tanto de los padres de familia como de los alumnos revisar qué corresponde a cada día.

Así, desde casa, el alumno preparará el uniforme o vestimenta correspondiente y estudiará con anticipación, y los padres o tutores anticiparán en su agenda personal la reunión o junta escolar anotada en la semana.

Desde el punto de vista didáctico, para los pequeños la agenda es funcional y útil porque es una manera de aprender los nombres de los días y meses del año. Como objeto, la agenda escolar le permite a los niños de primero de primaria, por ejemplo, conocer cómo están acomodados los cinco días que asiste a la escuela y los dos que descansa.

Conocer qué actividad habrá en la escuela puede reforzar el apoyo en el estudio entre los mismos compañeros de clase, que éstos opten por buscar apoyo con los maestros para reforzar conocimientos, o que los padres respalden a sus hijos antes, durante y después de las evaluaciones. Todo ello llevará a una mejor calidad de la educación personal, grupal y de la institución.

Finalmente, con dicha agenda se puede lograr una mayor identidad entre los miembros de la comunidad escolar, una sinergia de participación en la que cada uno es parte importante para la realización, la colaboración y la difusión de los logros propios y de los compañeros.

Cómo mejorar la lectura compartida en clase

Por Equipo Montenegro

 

Ya seas padre, maestro o tutor, todos estamos llamados a participar de la creación del hábito lector en los más pequeños.

En algunas ocasiones podemos fungir como Lectores Voluntarios que asisten a las aulas para compartir unos minutos con los chicos mientras leemos algún relato o libro. Para ello, es frecuente que actuemos con base en nuestros instintos o busquemos en internet (¡Hola!, si llegaste aquí de eso modo) información que nos ayude a ofrecer una mejor experiencia a nuestros pequeños en la lectura compartida.

La lectura en la escuela tiene sus momentos, sus estrategias y sus modalidades. Y si quieres subir un peldaño tu calidad como lector invitado a las clases de tu hijo, o como maestro quieres mejorar la actividad de lectura, hoy te vamos a hablar de los momentos de lectura en las aulas y cómo sacarles provecho.

Para iniciar debemos saber cuáles son los momentos y cómo se dividen:

  1. Antes de leer.
  2. Durante la lectura.
  3. Después de leer.

Cada uno tiene sus características que a continuación te detallamos, añadiendo algunas sugerencias.

 

1. Antes de leer

-Incita a la lectura.

Consejos:

  • Diles por qué elegiste la lectura.
  • Dales un anticipo de lo que encontrarán en la lectura.
  • Pregúntales sobre sus conocimientos en el tema.
  • Ten previo conocimiento del vocabulario que usarás durante la lectura.

 

2. Durante la lectura

-Relaciona la lectura con el libro.

Consejos:

  • Usa técnicas para involucrar a los niños, como gestos y modulaciones de voz.
  • Si es un libro ilustrado, muéstraselos para que relacionen imagen y texto.
  • Si te equivocas, ¡no hay problema! Rectifica y comparte la corrección.

 

3. Después de leer

-Afirma la comprensión del texto.

Consejos:

  • Haz una recapitulación de la lectura.
  • Relee algunos contenidos, pueden ser los favoritos de los pequeños.
  • Invítalos a compartir experiencias o emociones personales relacionadas con el texto.
  • Pregúntales su opinión sobre el texto y cómo lo aplicarían en su vida.

 

Estamos seguros de que la próxima vez que leas frente a los niños, siguiendo estos consejos y conociendo las etapas de lectura en la escuela, los atraparás con tu texto.

No te pierdas una segunda entrada en la que te compartiremos otras estrategias para seguir mejorando tu papel como Lector Voluntario.

Tres cosas prohibidas en tu primer semana de vacaciones

Tal vez suene un poco drástico, pero hay formas de ayudar a nuestra mente a superar la fatiga característica del fin de ciclo escolar, y una de ellas es dejar atrás, al menos una semana, nuestro día a día en la escuela.
Por eso te presentamos esta breve lista de cosas prohibidas para los maestros (al menos en su primer semana de vacaciones).

 

No hables del trabajo

Los maestros tienden a socializar mucho entre ellos, así que si las charlas no giran en torno a nuestra labor, sino a conocernos y reconocernos como seres humanos integrales, descubriremos a personas muy interesantes en cada uno de quienes, por razón de nuestro trabajo diario, apenas sabemos sus nombres y su área de especialización.
En Montenegro creemos que las vacaciones de los educadores no son sólo un derecho laboral, sino necesarias para fortalecerse y brindar lo mejor de nosotros a nuestros estudiantes.

 

Escucha mucha música

Ya sea a través de servicios de streaming, comprando CDs, escuchando la radio o comprando vinilos, aprovecha las vacaciones para incrementar tu acervo musical. Además de relajarte, escuchar música tiene algunos beneficios comprobables como:

– Reducir el estrés, disminuyendo el nivel de activación del cuerpo.

– Modular el estado de ánimo. Luego de realizar algunos ejercicios de relajación acompañados de música, nos sentimos más positivos y optimistas.

– Meditar. La música relajante es un buen complemento para ello. Ciertos géneros musicales potencian la práctica de la meditación al disminuir la actividad cerebral.

– Mejorar el sueño con música suave mientras se duerme.

 

Pasa tiempo en familia

Lo mejor de las vacaciones es compartir tiempo de calidad con tu propia familia. Pasamos tanto tiempo atendiendo las necesidades básicas de otros que a veces olvidamos los propios, por lo que este espacio de tiempo es ideal para reconectar con ellos; además, tiene beneficios como:

– Generar sentimientos positivos y recuerdos que se conservan en el tiempo.

– Mejorar la comunicación entre los miembros de la familia.

– Disminuir el estrés al desviar la atención de las preocupaciones diarias.

– Aumentar la autoestima gracias a la interacción con los miembros de la familia, así como mejorar su unidad al fomentar la convivencia.

 

Ahora ya lo sabes, aprovecha al máximo este tiempo.

El ABC para relajarse en vacaciones

Relajarse en vacaciones, Montenegro Editores

Existe una creencia arraigada en la sociedad de que la carga laboral puede medirse en horas. Pero el trabajo de los maestros, al igual que el de otros educadores y tutores, también conlleva un desgaste emocional e intelectual que suele quedarse con nosotros aún en periodos de descanso.

En Montenegro queremos echarte una mano para que las inminentes vacaciones te sean provechosas por completo, y por ello te proponemos algunas técnicas para relajarse de verdad en vacaciones.

 

A) Alarga las mañanas.

Aunque seas profesor en una escuela o colegio vespertino, estamos seguros de que tu rutina te lleva a levantarte temprano. Con los chicos de descanso, lo primero que tienes que hacer para romper con la rutina de trabajo e iniciar una de descanso es… comenzar más tarde.

 

B) Date gusto.

Empezar más tarde tu día no significa que no tendrás el tiempo suficiente para cocinarte. ¡Todo lo contrario! Podrás tener el tiempo para prepararte tu comida favorita u ordenarla para comerla en casa. Esto puede ser tan sencillo como llenar el refrigerador antes de tus vacaciones, así no tienes que preocuparte por ir al supermercado.

 

C) Actívate, relajándote.

Suena a un sinsentido, pero no lo es tanto. Programa tiempo en tus vacaciones para realizar meditación, yoga o simplemente corriendo, caminando o viendo una película en la comodidad de tu sillón… es importante que tu mente no se sature.

Relajarse en vacaciones

Otras recomendaciones

Además de estas tres esenciales tareas, también puedes organizar tus vacaciones, así no perderás estructura ni tampoco dejarás de relajarte. También intenta abandonar la tecnología (tabletas, smartphones, computadora) al menos durante la mayor parte del día, apartando un tiempo (breve) para usarla. No te estreses.

Y, al final, pero no menos importante, aparta un par de días para ponerte al tanto de tu regreso a la actividad. Así sabrás que estás casi de regreso y tu mente se alistará sin tanto estrés.

Cuéntanos qué otras técnicas usarás o has usado en vacaciones anteriores. ¡Queremos leerte!

5 métodos para educar en la responsabilidad mediante la autoevaluación

autoevaluación

Comprobado por pedagogos, recomendado por la agencia para la infancia de la ONU (Unicef), la evaluación completa el ciclo de aprendizaje al educar en la responsabilidad y brindarle al profesor un panorama psico-educativo de sus pupilos

 

Como todo lo que tiene un impacto duradero en la vida, la autoevaluación escolar, más que un instrumento de medición es un estilo de vida. Implementar y conocer la diferencia implícita en ello ofrece al docente y al alumno una vía a la vez natural y perdurable para reforzar constantemente no sólo los conocimientos, sino la habilidad de aprender a aprender.

“El proceso de autoevaluación genera espacios para tomar conciencia del estilo de liderazgo imperante en la organización; la cultura y el clima social escolar; el grado de satisfacción de sus docentes y directivos, y para explicitar conflictos interpersonales que yacen sumergidos o ignorados”, concluyen los chilenos Gracia Navarro Saldaña y Jorge E. Jiménez en su estudio sobre la Autoevaluación como herramienta para la Universidad de Concepción (Chile).

Pero otros investigadores también han confirmado que alentar en los alumnos y cuerpo docente la reflexión sobre sus desempeños académicos “es la estrategia por excelencia para educar en la responsabilidad y para aprender a valorar, criticar y a reflexionar sobre el proceso de enseñanza y aprendizaje individual” (Calatayud, 2002; 1999).

 

Los cinco métodos avalados por la Unicef

autoevaluación

 1. Bloc de autoevaluación

Se trata de una actividad en la que el estudiante evidencia los esfuerzos realizados, la valoración del trabajo conseguido (¿qué sabía?, ¿cómo lo he aprendido?, ¿qué sé yo ahora?) en relación a contenidos tanto del ámbito conceptual, de procedimiento y de actitud, cuáles han sido las mejores ideas, los logros conseguidos en los distintos ámbitos de conocimiento.

 

2. Hoja de Plan Semanal

El objetivo de esta actividad es motivar al alumno para que sea responsable de sus acciones. Él sabe que tiene una semana para realizar determinadas actividades y él mismo ha de responder de su realización.

 

3. Herramientas elaboradas por el profesor

Se trata de actividades que el docente diseña con el objeto de evaluar y comprender cómo el alumno va consiguiendo los aprendizajes. Para ello se elaboran cuestionarios, listas de control, escalas de estimación, protocolos, etcétera, para recoger las informaciones relevantes sobre el proceso de enseñanza y aprendizaje realizado.

 

4. El diario del estudiante

La reflexión sobre el diario permite detectar problemas, hacer explícitas las concepciones y posibilitar mejoras en el proceso. Desde nuestro punto de vista, el diario es uno de los instrumentos más útiles para llegar al conocimiento, análisis, comprensión y valoración del proceso de enseñanza y aprendizaje que realiza el estudiante, así como también para conocer y respetar el ritmo de aprendizaje de cada uno de ellos.

 

5. El portafolio del estudiante

El portafolio es una colección de trabajos, actividades, etcétera, que el alumno ha realizado durante un curso. Pero quizás lo más importante de esta selección de actividades radique en que éste ha de estar compuesto por aquellas actividades que han permitido al discente[1] tanto la posibilidad de valorarse más a sí mismos, como de sentirse más seguros de sí mismos.


[1] Estudiante o persona que recibe enseñanza.

Cuatro cosas que quizá no sabías del día del Maestro

Día del maestro

Hoy, todo es convites y festejos… ¡y no es para menos! Se celebra en México el día del maestro, una festividad que compartimos con algunos países del mundo, aunque en diferentes días, pero que también guarda algunas enseñanzas… como estas cuatro cosas que quizá no sabías sobre ella.

¿Por qué el 15 de mayo?

Por una batalla y un santo

En México celebramos al maestro los 15 de mayo, fecha que coincide con la Toma de Querétaro en ese día de 1867 por tropas de la República, señalando la rendición de Maximiliano de Habsburgo… ¿por qué? La historia no tiene relación con la educación en México, pero permitió justificar al presidente Venustiano Carranza la elección del día de San Juan Bautista de La Salle, nombrado por la Iglesia Católica como el Santo Patrono de los Educadores, debido a su labor como pedagogo y educador. Sin embargo, el México revolucionario, con su gobierno laico, no podía elegir sólo por el santoral católico.

¿Cuántos maestros hay en México?

Más de un millón, seguro

Los últimos cálculos de las autoridades señalan que en México existen 27 millones de estudiantes entre la educación básica, media-superior y superior. Para ellos, se calcula, existen 1 millón 800 mil maestros. ¿Qué significa esto? Pues podríamos decir que con esa cantidad de educadores se podría llenar 20 veces el Estadio Azteca, mientras que la cantidad de alumnos llenaría unas 310 veces el estadio más grande del país… ¿Impresionante? No por nada se calcula que los “profes” pasan un promedio de 36 minutos al día clasificando, documentando y analizando el trabajo del estudiante. No por nada se celebra a los maestros en 100 países.

¿Cuándo aparecieron los maestros en el cine?

Estuvieron ahí, antes del timbre

Sólo cuatro años después del estreno del primer filme sonoro en México, Santa, apareció por primera vez la figura del educador en la pantalla de plata. Fue en la cinta Juan Pistolas de 1935 cuando la actriz Lucha Ruanova dio vida a la maestra Rosita. En total, desde esta fecha hasta 1974, el maestro apareció en 125 películas, de acuerdo a investigadores, moldeando una imagen prototípica del educador como una personificación de la cruzada educativa emprendida por el régimen derivado de la revolución mexicana, centrándose sobre todo en los maestros rurales.

“La miseria material lo acompaña en todas las películas, al igual que los atributos de capital cultural; pero en las imágenes, la vocación compensa simbólicamente su pobreza, pues se le reconoce como poseedor y dador de conocimiento”, escribe la investigadora docente Sonia Ibarra del Instituto Superior de Investigación y Docencia para el Magisterio.

¿Cómo es el maestro mexicano?

Tan diverso como sus alumnos

Las autoridades calculan que en México 7 de cada 100 docentes hablan alguna lengua indígena. La escolaridad promedio del docente mexicano es de 16 años, que equivale a tener el nivel de licenciatura; aunque los ocupados en la enseñanza superior tienen un grado promedio ligeramente mayor (17.5 años).

La gran mayoría de los docentes trabaja en instituciones públicas, y un sorprendente 81.3% de ellos se desempeña en las “escuelas de gobierno”, mientras que el 18.7% lo hace en instituciones privadas.

La inequidad de género también se presenta en el magisterio, desafortunadamente, ya que según datos oficiales el promedio de ingreso de los docentes es de 72.4 pesos por hora trabajada. Sin embargo, los hombres obtienen 76.3 contra los 70.1 de las mujeres; aunque ellas trabajen más, un promedio de 31.6 horas a la semana, contras las 29.9 horas de ellos.

Cómo ayudar a tu hijo con la escuela

Ayudar a tu hijo

Escolares sin estrés, padres contentos

Como padres solemos colocar una presión invisible, para nosotros, sobre los hombros de los niños en edad escolar. Aunque a menudo es correcto inferir que la “única obligación” que tienen los menores es estudiar, también es cierto que en la vida de los infantes en edad escolar no es el único evento importante desarrollándose.

De acuerdo a los psicólogos y especialistas, la edad escolar es una de las más importantes en el desarrollo cognitivo y emocional, por lo cual son altamente susceptibles a su entorno, por eso -para su futuro- es tan importante estar atentos a los estímulos que reciben tanto en las aulas como fuera de ellas, si queremos que su educación se refleje en mejores oportunidades de desarrollo en su futuro.

Para eso te hacemos algunas recomendaciones que puedes realizar en casa para apoyar su educación.

 

Involúcrate, no deleges

Pregunta a sus maestros cómo está yéndole en la escuela, cuáles son los retos que tiene tu hijo. Asiste a las reuniones con sus maestros. Habla también con tu hijo sobre sus materias favoritas y aquellas que le cuestan más trabajo. No juzgues… y recuerda que es una persona distinta a ti; si fuiste bueno en una materia, tu hijo no tiene por qué serlo en automático.

Involucrarse, contrario a delegar la educación de nuestros hijos en la escuela, significa comprender realmente la manera en la que él está aprendiendo y cómo puedes ayudarle.

 

Aprende con ellos

Comprende que han existido varios e importantes cambios en la currícula escolar desde que tú dejaste la educación básica, así que quizá debas aprender junto con él la nueva instrucción para resolver los mismos problemas. Si tus conocimientos requieren una refrescada, incorpora esta actitud de aprendizaje a tu tiempo con ellos.

Aunque como adultos tengamos concepciones de cómo funciona el mundo y nuestro papel en él, recuerda que la educación de tus hijos está siendo adaptada a su contexto, por lo cual debes ayudarlos a comprender su entorno, en lugar de imponerles ideas preconcebidas. Aprende a aprender junto con ellos.

 

Orienta, no resuelvas

Con el cansancio del trabajo somos susceptibles a dar respuestas para “terminar rápido” la tarea, pero esta actitud sólo daña el aprendizaje de nuestros hijos al evitar que ellos generen su propio conocimiento; además, les mandamos la señal errónea de que son incapaces de encontrar el resultado por ellos mismos.

Así que siéntate con ellos o dales su espacio y tiempo necesario para encontrar la respuesta a ese problema matemático que a ti te parece obvio. Recuerda que está en un proceso educativo, en el que lo principal no es estar bien a la primera, sino comprender y aprender las herramientas para resolver problemas.

 

Estimula, no castigues

Los seres humanos aprendemos mejor con las recompensas que con los castigos. Así de sencillo. Cuando la consecuencia de realizar o no una tarea es negativa, sólo generamos aversión. Es necesario, sí, tener un sistema de consecuencias y premios, pero los estímulos primordiales cuando hablamos de tarea deben ser positivos.

Establece para esto un horario establecido para realizar la tarea, uno que le permita tener el tiempo libre necesario para jugar o entretenerse. Recuérdales a tus hijos, antes que nada, los beneficios de terminar la tarea a tiempo y bien.

 

Participa, no intervengas

Cuando te decimos que asistas a las juntas y reuniones con sus maestros, así como que permanezcas atento a su desarrollo en el aula, no te estamos pidiendo que suplas al maestro. Recuerda que ellos son profesionales de la educación y su vocación los ha preparado para reconocer las oportunidades y necesidades educativas de tus hijos, así que presta atención sin imponer tus ideas. Colabora, no impongas tus deseos (que aprenda más rápido, que domine el inglés antes que las matemáticas, entre otros).

Este proceso también implica actuar si tu hijo necesita de otro apoyo académico además de la escuela como los clubes de tarea, regularización o actividades extraescolares para ayudar a su rendimiento académico.

¿Tienes alguna idea o duda sobre estos consejos? ¿Quieres compartirnos alguno? Escríbenos y háznoslo saber, queremos escucharte.

Dificultades en la escuela

Escuela, Dificultades, Montenegro Editores

Luchando por mantener el ritmo

Según cifras de Understood —organización sin fines de lucro que trabaja en Estados Unidos de manera gratuita con padres cuyos niños tienen algún tipo de dificultad de aprendizaje y atención—, aproximadamente 20 % de los niños en Estados Unidos tienen dificultades de aprendizaje[1]. En México, el porcentaje es mayor: 32.7 % de los niños menores de 18 años tienen algún tipo de dificultad para aprender, recordar o concentrarse en sus estudios[2], según cifras de INEGI. Con los números por delante, podemos percatarnos de lo común que es vivir esta situación, y aunque eso no lo simplifica, nos arroja a una realidad compartida por muchos, y con esto, nos acerca a conocimientos, expertos u organizaciones de ayuda.

Las “dificultades de aprendizaje y atención”, según Understood, son problemas por lo general genéticos, a nivel cerebral, y que abarcan una gran variedad de problemas que los niños pueden enfrentar en la escuela, el hogar o la comunidad, variando de grado de severidad. Pueden ir de problemas para leer, escribir, para las matemáticas, de organización, de comprensión auditiva, de concentración, a problemas de habilidades sociales, o una combinación de varios de ellos.

Independientemente de las dificultades de aprendizaje como tal, existen factores o situaciones que pueden interferir o impactar el proceso de aprendizaje de cualquier niño: dificultades en la escuela. Éstas son muy comunes y pueden ser intervenidas con mayor facilidad que aquellas derivadas de problemáticas a nivel cerebral. A continuación te contamos un poco de ellas, para que puedas ayudar a tu niño si se encuentra en una o varias situaciones de dificultades en la escuela.

 

La escuela, un mundo que se puede complicar

Al ser un espacio en el que interactúan muchos otros niños y adultos, la escuela puede presentar situaciones que pueden complicar el mundo de un niño —asistencia irregular, falta de apoyo de los padres, mala salud, etcétera—, pese a que, irónicamente, la escuela es también el lugar en el que se enfoca a desarrollar sus aprendizajes.

En las dificultades en la escuela interactúan tres componentes: el afectivo, el cognitivo y el social y disciplinario. Como muchas problemáticas de la vida, no se trata de una ecuación con un solo factor, por lo que comprender las causas que ocasionan que un niño tenga dificultades en la escuela, requiere revisar diferentes ámbitos de su vida. Algunos factores que pueden influir en los procesos de aprendizaje de tu hijo son una mala alimentación, una discapacidad (que tenga problemas de visión, por ejemplo), o una falta de estructura o de organización.

 

De focos rojos a verdes

Hay algunas conductas que nos pueden servir como guía para saber si nuestro niño requiere de ayuda adicional, como lo son la búsqueda constante de pretextos cada que tienen que iniciar y enfocarse en el trabajo escolar, llamar la atención con bromas hacia sus compañeros o maestros, y miedo a ir a la escuela, por nombrar algunos.

Para una revisión más detallada de los factores, conductas y sugerencias al tratar con las dificultades en la escuela de tu hijo, Montenegro pone de manera gratuita esta breve y clara guía para descargar desde su apartado de Padres. Para ahondar en el tema de dificultades de aprendizaje y atención, puedes visitar el sitio oficial de Understood, también disponible en español, desde: https://www.understood.org/es-mx; entendiendo más sobre estas situaciones, podremos ayudar a que nuestros niños alcancen sus aprendizajes, y en números verdes.


[1] Portal web: Understood.org. Horowitz, Sheldon (ed.). “Por qué las llamamos dificultades de aprendizaje y de atención”. [Revisado en línea en https://www.understood.org/es-mx/learning-attention-issues/getting-started/what-you-need-to-know/why-we-call-them-learning-and-attention-issues].

[2] Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica de INEGI. [Revisado en línea en http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2016/niño2016_0.pdf]

Las oportunidades docentes del Nuevo Modelo Educativo

#MontenegroEditores

Aunque sus críticos señalan como una condicionante su diseño vertical, no dejan de reconocer que el Nuevo Modelo Educativo tiene ventajas para los docentes y alumnos, como poner la escuela al centro y la flexibilidad de los planes de estudio.

 

Al poner la escuela al centro del Nuevo Modelo Educativo (NME) se busca crear verdaderas comunidades de aprendizaje en cada centro escolar, así como dar libertad al docente para proponer, delinear y crear nuevos contenidos que enseñar a los alumnos.

La definición del docente en el NME señala sus características a la par de sus posibilidades:

“Se concibe al docente como un profesional centrado en el aprendizaje de sus estudiantes, que genera ambientes de aprendizaje incluyentes, comprometido con la mejora constante de su práctica y capaz de adaptar el currículo a su contexto específico”.

¿Cómo podrá el maestro generar “ambientes de aprendizaje incluyentes” y podrá ser “capaz de adaptar el currículo a su contexto específico”?

 

En el NME se da más autonomía a las escuelas

Hasta hoy las escuelas de educación básica en México tenían que seguir la misma currícula sin importar el contexto, una homologación que surgió desde la décda de los 40 del siglo pasado con la finalidad de crear un sistema nacional.

A partir del próximo ciclo escolar, se partirá de una base curricular nacional que podrá ser adaptada por los docentes y directivos escolares al contexto específico de los alumnos y de la escuela, así como a sus recursos. Las escuelas, entonces,  se podrán formar como comunidades educativas con autonomía para no sólo administrar los recursos públicos, sino gestionar los propios con mayor provecho de los alumnos.

 

#MontenegroEditores

 

Planes de estudio “flexibles”

Hasta el día de hoy las materias se decidían para todo el país, sin importar los conocimientos significativos para el buen desempeño de los alumnos tras su egreso en su realidad. Lo cual generaba la percepción de que algunos de esos conocimientos no eran “útiles” en la vida real.

El NME pretende centrarse en aprendizajes clave para que los niños “aprendan a aprender” y continúen haciéndolo en a lo largo de su vida.

El Nuevo Modelo Educativo trae grandes retos, ya que el gobierno federal se compromete a nuevas tareas que están aún pendientes, como  desarrollar guías para la gestión autónoma de las escuelas, así como la capacitación de los directivos, la publicación de los nuevos planes y programas de estudio (mayo 2017); así como capacitar a los docentes, lo cual planea hacer por etapas:  620 mil docentes en 2017 y 300 mil más en 2018.

 

Si eres docente o padre de familia y quieres conocer el Nuevo Modelo Educativo (NME), te invitamos a que leas el documento completo, de lectura bastante sencilla y accesible, que el gobierno federal publicó aquí.

Si quieres saber cómo Montenegro Editores te puede ayudar a sacar provecho de las ventajas del NME visita nuestra página aquí.

Bienvenidos al blog de Montenegro Editores

#MontenegroEditores Blog

Estimados maestros y padres de familia:

Montenegro Editores cumple 25 años de trabajar al lado de ustedes en la gran labor de educar a los niños de México. Nuestro objetivo permanente es proporcionar más y mejores herramientas para la preparación y la excelencia académicas,  tanto de los alumnos como de los maestros.

En este blog que hoy inicia, compartiremos contenidos educativos y temas de interés para padres de familia y maestros. Esperamos les sean de utilidad en su labor educativa y formativa.

¡Bienvenidos al Blog de Montenegro Editores!