Mes: febrero 2019

Temporada de exámenes: ¿cómo pueden prepararse los alumnos con Montenegro?

Por Equipo Montenegro

Cuando se acercan los exámenes en la escuela, es normal que los estudiantes se sientan algo nerviosos y ansiosos por las pruebas que se aproximan. Esto puede convertirse en momentos estresantes para ellos, sobre todo para quienes no se sienten seguros de lo que han aprendido durante el año escolar y duden de sus conocimientos.

Todos los alumnos necesitan realizar un repaso de lo aprendido en sus asignaturas, y una forma factible para lograrlo y para que tanto el estrés como la inseguridad de los estudiantes disminuyan en dicha temporada, es que ellos tengan a su disposición los materiales perfectos para que estudien todo lo que necesiten, siempre de una manera práctica y sencilla. De este modo reafirman el conocimiento adquirido, refrescan su memoria, aclaran las dudas que se hayan tenido y, así, se sienten más seguros con su aprendizaje.

Para este tipo de situaciones, Montenegro Editores tiene una atractiva variedad de libros y materiales que ayudan a los alumnos a estudiar y repasar sus conocimientos, siempre en pro de que lo hagan con actividades divertidas y efectivas. Desde nivel preescolar hasta bachillerato, los alumnos pueden encontrar el apoyo ideal para mejorar el nivel de su aprendizaje.

En el caso de los alumnos de primaria, existe el libro Pásame el acordeón, mismo que se encuentra disponible para los seis grados. Cada libro está divido por trimestres y cuenta con las asignaturas específicas de cada grado para que el alumno se concentre sólo en estudiar y practicar los temas que son fundamentales para el nivel escolar en el que se encuentra.

Los libros de Pásame el acordeón cuentan tanto con ejercicios como con reactivos para emular la manera de responder un examen de ese estilo, al igual que aquellos exámenes en los cuales los alumnos deben justificar y escribir las respuestas con sus propias palabras. Esto último les permite analizar y reflexionar acerca de sus soluciones con el objetivo de que no lleven a cabo simplemente una elección aleatoria.

El material presentado en las páginas de Pásame el acordeón no es el único beneficio que se obtiene al tenerlo consigo. Por medio del código que se puede encontrar al reverso de cada libro, los alumnos tienen la oportunidad de acceder a una sección especial de nuestra página web y obtener material exclusivo que les ayudará a ampliar sus conocimientos. Entre más formas tengan para practicar y estudiar, será más provechoso el aprendizaje, y los conocimientos se mantendrán en ellos de manera más sólida.

Desde lecturas de comprensión hasta ejercicios ilustrados, matemáticos y aquellos destinados a otras asignaturas, con Pásame el acordeón los estudiantes lograrán sentirse más seguros de su aprendizaje y estar completamente preparados para las evaluaciones de su escuela primaria.

Evaluación de pares: ¿cómo realizarla en el aula de clases?

Por Equipo Montenegro

Entre los variados métodos de evaluación a los cuales un maestro puede recurrir, uno que ayuda de forma muy favorable para desarrollar en los alumnos competencias como la abstracción, la argumentación, el análisis y la crítica, es la evaluación de pares. Pero, ¿en qué consiste y qué se necesita para llevarla a cabo? En este tipo de evaluación los alumnos intercambian con un compañero el producto final de un trabajo o proyecto y, con ayuda de una rúbrica clara y específica facilitada por el maestro, ellos calificarán el trabajo ajeno no sólo al dar un puntaje, sino al proporcionar argumentos que justifiquen dicha evaluación, así como sugerencias para mejorar los aspectos fallidos en caso de haberlos.

Para poder implementar este tipo de evaluación es necesario tomar en cuenta las siguientes sugerencias.

  • Selecciona el tipo de trabajo para utilizarla. La evaluación de pares no siempre será tan productiva para evaluar algunos proyectos, por lo que es importante identificar en cuáles podría ser más provechoso para el aprendizaje del alumno.
  • Diseña una rúbrica de evaluación, ya sea con aspectos meramente otorgados por el maestro, o bien, en conjunto con los alumnos. Hacerlo de la última forma puede facilitar que los alumnos comprendan y apliquen correctamente los puntos de la rúbrica.
  • Ayuda a tus alumnos mostrándoles el método con ejemplos. De este modo les será más sencillo comprenderlo y saber cómo llevarlo a cabo.
  • Crea un ambiente óptimo en el que los alumnos se sientan seguros para realizar una evaluación justa. Tal vez algunos de los estudiantes puedan sentirse temerosos de ser evaluados injustamente por algún compañero, o puede ocurrir que un par de alumnos se pongan de acuerdo para recibir calificaciones mayores al empeño realizado. Para evitar que haya alguna clase de influencia positiva o negativa al momento de evaluar, se puede repartir de forma aleatoria el trabajo; incluso que los alumnos reciban un proyecto sin nombre para que no sepan a quién calificarán.
  • Exige a los alumnos que toda evaluación debe ser justificada con argumentos válidos. Éste es el propósito principal por el cual se utiliza el presente método, pues así los estudiantes pueden desarrollar su parte crítica y analítica, así como practicar su proceso de argumentación. Además, esto también ayuda a evitar evaluaciones injustas y, sobre todo, a que el maestro identifique cuáles son los aspectos de los temas evaluados que no han quedado claros y se deben repasar.
  • Señala a tus alumnos que siempre es necesario otorgar críticas constructivas que ayuden a sus compañeros a mejorar, destacando tanto aciertos como errores de una forma respetuosa y proactiva, ofreciendo consejos y hablando exclusivamente del trabajo realizado y no de la persona.
  • Capacítalos para que logren interpretar la evaluación otorgada y, así, tomen de forma positiva los consejos y puedan implementarlos en trabajos próximos.
  • No utilices esta evaluación como un factor determinante para un puntaje, sino como una parte del proceso que ayude a los alumnos a analizar su trabajo y comprender sus fallas. Por esto mismo, nunca olvides revisar las evaluaciones hechas por los estudiantes para otorgarles una retroalimentación de tu parte al finalizar la actividad.