Cómo involucrarse como padre en la vida escolar de los hijos

Por Equipo Montenegro

Como hombres, poco nos enseñan sobre educar a nuestros hijos, desde la costumbre. Es más fácil que los padres nacidos en el último cuarto del siglo XX hayamos crecido con la idea de que ser un buen padre implica sólo ser un buen proveedor, pero la verdad es que la sociedad de hoy en día demanda nuevos roles de nosotros.

Debido a diversas y complejas tendencias sociales y económicas, la mayoría de los hogares mexicanos dependen del trabajo tanto del padre como de la madre para mantenerse, o para decirlo de acuerdo con la época: un hogar mexicano necesita del ingreso de uno o más integrantes de la familia.

Pero la educación y el cuidado de la familia necesita, más que nunca, el trabajo en equipo. Es por eso que hoy nos concentraremos en aquello que los hombres pueden hacer para involucrarse en la educación de sus hijos. Para ello tomaremos algunos consejos de una iniciativa que le habla directamente al hombre heterosexual criado en sociedades centradas en la figura masculina tradicional: All Pro Dad.

All Pro Dad es una iniciativa creada por y para los atletas profesionales de Estados Unidos, específicamente para la comunidad de atletas heterosexuales de origen afroamericano. Este grupo tiene el peor índice de abandono de hogar y problemas de violencia doméstica entre todos los atletas profesionales del vecino país del norte.

Es por eso que un grupo de jugadores afroamericanos de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) fundaron un sitio a la manera de una escuela de padres permanente, y se dedican a crear padres de calidad profesional. De ellos tomamos estos consejos para involucrarte más en la vida escolar de tus pequeños y convertirte en su verdadero héroe.

 

1. Conoce qué pasa

Muy bien, papá, lo primero es dejar la ignorancia. Necesitas saber los detalles, por ejemplo: saber qué se espera por parte de la escuela tanto de ti como de tu hijo. Una idea para ello es poner el calendario de exámenes en tu calendario. Si hay alguna plataforma o página de internet para seguir las noticias escolares, ¡súmate! Si tus hijos están en la universidad o en la preparatoria, también puedes conocer sus materias para que le ayudes con los proyectos por venir.

2. Ten un plan con expectativas realistas

El momento para involucrarse en el año escolar es ahora. Entre más pronto nos involucremos, mejores y más eficientes podemos ser en el apoyo a nuestros hijos. Además, ellos tienen más oportunidades de ser exitosos entre más confianza reciban de nuestra parte. Pónganse una meta juntos y caminen hacia ella.

3. Usa la tecnología a favor

Muchas escuelas tienen una forma de mantenerse comunicadas con los padres para compartir noticias, tareas, calificaciones y otros avisos por medio de internet. Utiliza tu gusto por la tecnología y asegúrate una comunicación directa y clara con la escuela. WhatsApp, Facebook o cualquier forma de tecnología te ayudará a ser un mejor soporte de tu hijo.

4. Agenda una cita con los maestros y ve a las juntas de padres

Es importante que tus hijos comprendan qué tan involucrado estás en su educación. Conoce a sus maestros, obtén una copia de su horario y remarca a tus hijos que su educación es una prioridad familiar.

5. Cree en tus hijos

Los niños pueden percibir la inseguridad. Déjales en claro que tu fe en ellos es genuina, y hazla contagiosa. Recuerda que, justamente al revés, la negatividad y la duda se comunican elocuente y devastadoramente, con o sin palabras. ¡Sé acertivo!

6. Prepara a tu hijo para el éxito

Chócala con ellos, escribe notas en su lonchera y ensaya pruebas básicas o repasa con ellos. Como papás podemos sentar el tono y proveer el ímpetu que los mueve hacia adelante en su ciclo escolar.

7. Fija límites

Si Netflix, la televisión, las cascaritas o los amigos se interponen entre tus hijos y su mejor nivel académico, necesitas salir al paso y poner límites con amor y respeto. Siempre con el ojo en la meta final.

8. Participa en algo, lo que sea
Puede que tengas o no el tiempo, pero siempre habrá una forma de involucrarse. Cuando papá se involucra, siempre resulta en un refuerzo muy positivo para los hijos de cualquier edad y en cualquier grado.

9. Habla directo sobre los retos

A nadie le hace bien verse sorprendido por las dificultades. ¿Tiene problemas en matemáticas? Ya debería tener regularización. ¿Tiene problemas de salud? Ve que se revisen cuanto antes. ¿Problemas de conducta? Los hijos necesitan comprender las consecuencias antes de sus acciones, dentro o fuera de la escuela.

10. Entusiásmalos con el ejemplo

Si papá es positivo acerca del nuevo ciclo escolar, las nuevas asignaturas y compañeros, es muy probable que los chicos sigan su ejemplo. Prepárate mentalmente en el camino del trabajo a la casa para ayudar a tus chicos con su tarea. ¡Predica con el ejemplo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *